Una piel bonita y un pelo abundante hacen que cualquiera tenga un aspecto más joven y cuidado, ganando en atractivo y seguridad en sí mism@. Pues nuestro físico nos da individualidad y refleja salud, belleza y también la edad.
Eva y Tyra
Pero no pensemos únicamente en productos cosméticos cuando se hable de la piel y del cuidado del cabello. Los cuidados de belleza pueden sólo considerarse completos si vienen también de dentro. 

La nutrición de la piel se produce principalmente a través del metabolismo. Una piel con impurezas, un cabello sin brillo y unas uñas quebradizas son con frecuencia la consecuencia de una alimentación poco equilibrada. Para proporcionar al organismo las vitaminas, los minerales, los oligoelementos y las sustancias nutritivas necesarios a menudo no es suficiente una alimentación normal.

Se ha demostrado que determinadas sustancias, en cantidades adecuadas, contribuyen a mantener la salud, la protección y la regeneración de la piel, del cabello y de las uñas. Así, por ejemplo, la levadura de cerveza y el extracto de mijo previenen contra las impurezas de la piel, el aceite de germen de trigo proporciona, gracias a su alto contenido en vitamina E, una piel lisa y sedosa. La vitamina A evita que la piel se reseque y que se formen escamas. Las vitaminas del grupo B se consideran también como vitaminas de la belleza ya que participan ampliamente en el metabolismo de la piel. La biotina y el ácido fólico son elementos básicos importantes para el cabello y las uñas.

Un metabolismo sano de la piel con las sustancias nutritivas adecuadas hace que el proceso de envejecimiento sea más lento y que la piel parezca más suave, lisa y suave.

¿has probado SISHAKE?


Licencia de Creative Commons

Renuncia:

0 comments :

Publicar un comentario en la entrada

 
Top