BANNER1

BANNER1
Inserta aquí tu publicidad

El pelo se vuelve poroso por multitud de diferentes factores desde el exceso de productos químicos, permanentes, falta de hidratación, viento, luz  solar e incluso el cloro del agua acaban dañando la cutícula del pelo.

Todos los que tenemos el pelo afro o mezcla, sabemos lo importante que es conocer nuestro tipo de pelo para poder elegir los tratamientos adecuados para que nuestro pelo luzca fabuloso.
La POROSIDAD y DENSIDAD del cabello son propiedades clave para la elección de uno u otro producto en el cuidado diario del pelo.

Si bien la densidad y la porosidad son conceptos bastante diferentes, ambos son determinantes a la hora de elegir uno u otro tratamiento.

El conocer el grado de porosidad te ayudará a determinar que tipo de cuidados necesita si tu pelo, si necesita  hidratación diaria, semanal o mensualmente para que tu pelo luzca con aspecto sano.

  • La Porosidad se refiere a la capacidad del pelo para retener el agua o la hidratación. Generalmente el pelo considerado muy poroso suele estar dañado y separado de la cutícula, mientras que el pelo resistente o compacto es difícil de modificar mediante cualquier tratamiento químico, debido a su incapacidad para absorber los líquidos - el pelo canoso es compacto por excelencia.
  • La densidad se refiere al número de hebras de pelo que tienes por centímetro cuadrado de cuero cabelludo. Se dice que una persona tiene el pelo fino cuando la densidad de cabello es baja, y se dice que una persona tiene el pelo grueso cuando tiene una densidad de cabello alta. Saber el tipo de densidad de tu cabello te dará información para saber qué productos elegir para aumentar tu volumen o reducirlo.

Test de Porosidad

Hay muchas formas de medir la porosidad del pelo, algunos signos son:
  • El pelo absorbe agua/ humedad con mucha facilidad
  • Al coger un mechón firmente con una mano y deslizar los dedos de la mano contraria en dirección a la raíz del pelo, si el pelo es poroso notaremos que no desliza sobre una superficie lisa, si no áspera y/o rugosa, dependiendo del grado de porosidad.

El pelo poroso tiende a absorber los productos químicos con mucha facilidad, por lo que se alisan o tiñen rápido y por lo tanto, hay que vigilarlos constantemente.

Si tienes un pelo fino y rizado utiliza productos ligeros, y si es grueso, al revés. Los cabellos porosos, por ejemplo, necesitan más hidratación para que no se queden tiesos o encrespados.

Los cabellos porosos necesitan reparación y cuidados específicos.

Reparación

Como acabamos de comentar arriba, el pelo poroso tiende a absorber agua e hidratación con mucha facilidad, con misma con la que la pierde, ya que la cutícula es incapaz de retenerlas. Reparar las hebras de pelo es por tanto, esencial para lucir el pelo sano.  

Los productos específicos para pelos teñidos o químicamente tratados suelen ser adecuados para el pelo muy poroso, ya que ayudan a cerrar la cutícula y restaurar la elasticidad del cabello.

Cuidados

  1. Evita en lo posible los tratamientos químicos y el exceso de calor.
  2. Una vez por semana házte un tratamiento de hidratación profunda y usa acondicionadores sin aclarado de manera regular con el fin de reducir al máximo la fricción cuando te peines el pelo húmedo. Los acondicionadores sin aclarado reducen el encrespamiento y las puntas abiertas.
  3. Para desenredar el pelo utiliza peines de púas anchas.
Recuerda que si tu pelo es excesivamente poroso los tratamientos de aceite caliente están contraindicados, es preferible centrarse en hidratar el pelo regularmente.

¿Hablamos del pelo afro?
  1. ¿De qué hablamos cuando decimos "Pelo Afro"
Más productos para el cuidado del pelo afro en: www.sidibeauty.com
   Licencia de Creative Commons

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top